Perfiles

Maestra Cecilia Plascencia Coss y León: El amor por la educación

Perfiles

En una estancia agradable, con varios libros en la mesa que se ubica a la izquierda, se puede apreciar la llegada de una figura cansada por los años, pero con la cara llena de recuerdos y satisfacciones.

La maestra Cecilia es una persona que ha aportado mucho a la educación en este municipio. Fue una de las principales promotoras en el ramo y ahora puede disfrutar los frutos que ha rendido su trabajo; ver aquellas vidas que ha llevado por buen camino.

Siempre característico de ella, duda al dar la entrevista ya que su modestia la supera. Al final se le convence dejando entrever que es una de las personas que más ha dejado huella en incontables educandos.

Además de la modestia, destaca su carácter siempre fuerte, reacio, pero con una actitud de apertura al diálogo inteligente. Sobre su infancia y vida personal prefiere no hablar y lo deja en claro desde el principio.

En cuanto a su actividad dentro de la educación, asegura que empezó a recibir su educación el colegio de “las madres”. “Muy pronto sobresalí de entre los demás. Dos veces me sacaron del año ya que consideraban que estaba lista para pasar al siguiente año, lo cual quiere decir que a los diez años yo había recibido la instrucción primaria”.

Acabando la primaria Plascencia Coss y León abandona Arandas debido a que su hermano se ordena como sacerdote y tenían la costumbre de salir a donde fuera él. “Andando el tiempo nos fuimos a Mexticacán, Jalisco, y ahí llegó a instalarse el Instituto PAL donde estudié la carrera. Pasó el tiempo y me gradué el nueve de junio de 1956, es decir que para este año cumpliré 45 años de tan importante acontecimiento para mí”.

Inmediatamente después de graduarse la maestra Cecilia, y al ver sus aptitudes, los dirigentes del Instituto la invitan a trabajar con ellos. Ella apegada a sus costumbres (hija menor de una familia acomodada) niega la oferta y por el contrario les da una excelente idea; instalar en el municipio arandense un Instituto PAL donde ahora sí trabajaría con gusto. “Los fundadores con mucha visión aceptan abrir la academia. Yo estuve por mucho tiempo tocando las casas. Nadie me conocía, pero habría que decir en mi primer grupo que era de taquimecanógrafo secretario, a un año tuve 26 personas y poco a poco fue creciendo. A los seis años me casé, le enseñé a mi esposo Rafael Sáinz Patiño y ya se trabajaba con más de 200 alumnos en cuatro turnos”.

Maestra Cecilia Plascencia Coss y León

La maestra Cecilia duró prácticamente 42 años trabajando en el Instituto. “Ya estaba cansada de tanto encierro. En ese tiempo que trabajé sólo tuve un conflicto en 1976. Nunca pensé que existieran las envidias. Siempre trabajé con entusiasmo y dedicación. Al final un pequeño grupo de alumnas trató de cerrar la escuela, encarcelarme y el destierro. Se que así paga el diablo por eso este tipo de reconocimientos no me gustan, vaya, yo no pago porque me alquilen”.

Ya cuando la maestra Cecilia decide retirarse del mundo educativo, toma la decisión de donar todo el material que se encontraba en el instituto a las escuelas más necesitadas de aquel tiempo.

Ahora la profesora tiene otras actividades, otro modo de vida. “Mis hijas trabajan. Yo estoy en la casa al pendiente de lo que se ofrezca. Además hago de comer y cuando puedo trato de llevar a cabo mis pasatiempos aún cuando prácticamente ya no me es posible debido a mi problema de la vista. Me gusta leer, cortar y coser, pintar, dibujar, escribir, es más, si no hubiera sido maestra quisiera haber sido escritora”.

A destacar entre las aficiones literarias y de lectura, la maestra prefiere las poesías, las novelas (Pérez y Pérez) y libros de moralistas (Óscar Gama Mendiola y Edmundo Vichal).

Así las cosas la importancia de la educación tal como lo expresa la profesora se debe a que es una forma de cultivar las mentes y la formación de las futuras generaciones. “Yo les decía a mis alumnas de Relaciones Humanas que si lo que les digo les interesa, ojalá que se les quede y si no cójanlo como un papel inútil y tírenlo a la basura”.

Finalmente la maestra habla del Arandas de ayer y de hoy. Destaca que la juventud es la misma. “La juventud es igual de creativa. Yo admiro mucho la juventud con la cual conviví ya que tienen ideas que a veces nos dejan asombrados. La juventud siempre será la misma. Lamentablemente a veces con nuestras costumbres no muy buenas queremos que nos aprecien y nos respeten. A veces no se puede”, finaliza mientras, con una mirada severa, me indica que la entrevista ha terminado.

Publicado en el tomo 1 de Perfiles de mi tierra colorada en septiembre de 2006.

Comentarios

Más en Perfiles

José Guadalupe Guzmán Barba: El mago de la televisión

octubre 15, 2018

Enrique Pedroza Hernández: Institucionalidad al pie de la letra

octubre 2, 2018

Don Jesús Magaña: El valor de la honestidad

septiembre 22, 2018

Juan Zavala: Una vida de trabajo

septiembre 20, 2018

José Refugio Jiménez González: La esencia musical

septiembre 18, 2018

José Luis de la Cerda: Charro de altura

septiembre 15, 2018

Manuel Anguiano Covarrubias: Al servicio de la sociedad

septiembre 13, 2018

Liborio Martínez: El destino del éxito

septiembre 12, 2018

J. Trinidad Álvarez: La vida al servicio de los demás

septiembre 9, 2018

Ramiro González “el bigotón”: La amistad siempre por delante

septiembre 6, 2018

José “canchas” Sánchez Aguayo: El ejemplo más vivo del amor al deporte

septiembre 4, 2018

Profesor Alfonso Fonseca Fonseca: Cronista de Arandas

septiembre 2, 2018

El Saso: La alegría en el comer

agosto 31, 2018

El Pastelero: La sazón más especial

agosto 30, 2018
NOTI-ARANDAS, periódico semanal con noticias de Arandas, San Ignacio y Jesús María (Jalisco).

Clic aquí para datos de contacto

En Facebook

En Twitter

© 2018 Grupo Noti-Arandas, S.A. de C.V.