Perfiles

José Luis de la Cerda: Charro de altura

Perfiles

Desde el momento en que se le conoce, José de Luis de la Cerda Orozco demuestra el por qué es un hombre triunfador; siempre amable, siempre dispuesto a conocer más allá. Quizás ésto lo ha llevado a ser uno de los caladores más importantes del país y tal como él lo menciona, para poder sobresalir siempre hay que reconocer que no se sabe todo y más en el tema de la charrería.

De la Cerda nació el 24 de marzo de 1948. Su padre fue Rubén de la Cerda Gascón y su madre, Isabel Orozco Padilla. Hermanos tuvo siete y él fue el de en medio. “Mi infancia fue muy agradable. Yo jugaba a todo. Desde chico me gustaba mucho el deporte y por supuesto ya desde los ocho años andaba a caballo”.

Como se había mencionado anteriormente José Luis siempre ha estado ligado a la charrería. “Mi familia tiene la bendita fortuna de tener un lugar donde se juntan desde hace 50 años tres familias, en el Paso del Guadalupe. Ahí cada año nos vamos de vacaciones. Al principio y hasta la fecha eran tres o cuatro familias las que nos juntábamos; De la Cerda Gascón, Gascón Orozco y Jiménez Gascón. En ese lugar siempre hemos tratado de practicar lo que es el deporte y montar a caballo; por eso mi afición al deporte más mexicano que hay. Por otro lado considero que este tipo de costumbres son muy buenas ya que nos inculcaron siempre estar inmiscuidos dentro del deporte. En la actualidad somos alrededor de 600 personas y estoy seguro que la tradición seguirá siempre”.

Hablando acerca de los estudios, De la Cerda confiesa que sólo hubo una situación de la cual está arrepentido; no haber terminado una carrera. “Yo estudié dos años de veterinaria en la Universidad de Guadalajara y dos años también de ingeniería civil. Lamentablemente me puse a trabajar porque se necesitaba y ya no pude terminar ninguna de las dos licenciaturas. Además quiero decir que en esos tiempos se me vino la espinita por casarme y pues me imagino ya se han de saber la historia”.

La juventud del charro mexicano fue muy prolífica. Era inquieto, travieso y dedicado al deporte; “no era mal estudiante, pero tampoco bueno”.

Regresando un poco al tema de los amoríos, habría que decir, José Luis fue un enamorado de la vida y del amor. Conoció a su esposa Araceli Guerrero Ascencio quien nació en la ciudad de México, su familia era de Arandas y vivía en Guadalajara. “En el tiempo de la Trinca Guinda (equipo de futbol de tercera división profesional) cuando jugábamos en la zona centro, el papá de ella siempre nos acompañaba a los partidos y ahí fue donde se empezó a gestar esa relación. Después de cinco o seis años de relación nos casamos y ahora contamos con una gran familia. Llegué a procrear dos hijos, José Luis que vive aquí, le gustan los caballos y trabaja conmigo. Mi otra hija María Fernanda que estudió la carrera de mercadotecnia y trabaja en Guadalajara”.

En terrenos laborales De la Cerda puede ser considerado un hombre siempre constante en lo que hace. “Cuando estuve en Guadalajara ya para casarme trabajaba en el Seguro Social. Incluso hubo un tiempo que estuve peleando la plaza de Arandas que por fin conseguí. Mi función era de auxiliar administrativo donde duré tres años. Después empecé en 1980 a manejar el negocio de engorda de cerdos, caballos y hasta la fecha es lo que hago”.

José Luis de la Cerda

Un recuerdo que llena de sentimiento a De la Cerda es su paso por el equipo de futbol Arandas en el cual estuvo por 25 años. “Siempre fui lateral derecho y creo que fue uno de los mejores equipos que se formaron. Además como lo dije anteriormente, fue el conducto para conocer a mi mujer. Lamentablemente el futbol lo dejé hace tiempo porque sufrí una lesión grave y además tenía que hacerlo para poder seguir montando a caballo”.

En lo que se refiere al tema de la charrería, su especialidad; De la Cerda es un hombre excepcional. “Ya lo que es la charrería la practiqué de forma organizada después de venirme a vivir al municipio. Formamos un equipo regional que obtuvo excelentes logros a pesar de ser sólo una ciudad pequeña. Recuerdo que antes se requerían de ciertos puntos para poder entrar a los nacionales de charrería. Conforme pasó el tiempo estuvo más difícil ya que entran las 100 mejores calificaciones y ahí sí ya no pudimos entrar. De todas maneras, participar en nueve nacionales es un gran logro. Posteriormente me invitaron a estar en el equipo de Capilla de Guadalupe donde tengo diez años con ellos. De hecho nos ha ido muy bien ya que hemos sido tres veces campeones nacionales y campeones del estado seis o siete veces. La verdad es que somos un equipo poderoso. La razón por la que llegué a ese equipo fue por la amistad que tengo con los Franco y una cosa muy importante; ellos siempre carecían de la cala de caballo y esa es mi especialidad; por lo tanto compaginamos de forma inmediata; ellos necesitaban un calador y yo un equipo bueno”.

Como es una costumbre en los triunfadores José Luis habla de lo necesario que es reconocer que no se sabe todo en cualquier ámbito de la vida y mucho menos en la charrería. “Para poder triunfar siempre es necesario estar abierto al conocimiento y entender que cada día se aprende algo nuevo. Nunca hay que dejar de aprender”. No obstante y a pesar de tal modestia, De la Cerda tiene que ser considerado entre los mejores caladores del país y eso no es poca cosa.

Publicado en el tomo 1 de Perfiles de mi tierra colorada en septiembre de 2006.

Comentarios

Más en Perfiles

José Guadalupe Guzmán Barba: El mago de la televisión

octubre 15, 2018

Enrique Pedroza Hernández: Institucionalidad al pie de la letra

octubre 2, 2018

Don Jesús Magaña: El valor de la honestidad

septiembre 22, 2018

Juan Zavala: Una vida de trabajo

septiembre 20, 2018

José Refugio Jiménez González: La esencia musical

septiembre 18, 2018

Manuel Anguiano Covarrubias: Al servicio de la sociedad

septiembre 13, 2018

Liborio Martínez: El destino del éxito

septiembre 12, 2018

J. Trinidad Álvarez: La vida al servicio de los demás

septiembre 9, 2018

Ramiro González “el bigotón”: La amistad siempre por delante

septiembre 6, 2018

José “canchas” Sánchez Aguayo: El ejemplo más vivo del amor al deporte

septiembre 4, 2018

Maestra Cecilia Plascencia Coss y León: El amor por la educación

septiembre 3, 2018

Profesor Alfonso Fonseca Fonseca: Cronista de Arandas

septiembre 2, 2018

El Saso: La alegría en el comer

agosto 31, 2018

El Pastelero: La sazón más especial

agosto 30, 2018
NOTI-ARANDAS, periódico semanal con noticias de Arandas, San Ignacio y Jesús María (Jalisco).

Clic aquí para datos de contacto

En Facebook

En Twitter

© 2018 Grupo Noti-Arandas, S.A. de C.V.