Perfiles

El Pastelero: La sazón más especial

Perfiles

Carlos Rizo es un gran personaje de Arandas. Su sazón ha trascendido durante el tiempo; nos atrevemos a asegurar que no hay en el municipio, alguien que no haya probado algún platillo de él. Quizás su nombre sea desconocido para casi todos, sin embargo al mencionar su apodo de inmediato se le ubica, pero sobre todo se le respeta. El “pastelero”, aquel que durante más de 68 años de vida ha llevado el nombre de Arandas en alto hoy nos muestra un poco de lo que es y ha sido.

Ya con las manos cansadas pero el espíritu siempre alerta, muestra su interior, sus dudas, sus restricciones, su amor por la vida.

Rizo nació un 10 de junio de 1937 en la zona centro de Arandas. Recuerda su infancia muy alegre. Sus amigos para él siempre han sido trascendentales, sobre todo en aquellos años mozos cuando jugaba en un cuartel de soldados que se encontraba en el pueblo. “Después de estar en el cuartel nos íbamos a echar un baño al Chapotito y para mí esa fue una de las etapas más alegres de mi vida”.

Ya en lo que respecta a su familia, el “pastelero” tuvo ocho hermanos. Su padre Rafael Rizo fue repostero y de ahí viene tan conocido nombre. “Su apodo se quedó en la familia, pero él siempre fue y es el verdadero pastelero”.

Por otro lado sería bueno aclarar que el “pastelero” recibió la magia para preparar comida ya que desde su infancia prácticamente fue obligado a trabajar en el rubro de la repostería. “No me latía y la única que sufría con ésto era mi madre porque nos veía pelear. Por tal motivo yo me salí de la casa como a los trece años. Después me puse a trabajar en todo lo que podía. Incluso me fui a Guadalajara”.

Como es una característica del ser humano, el “pastelero” comenzó a ambicionar cada vez más y por supuesto, también a ilusionar un amor. Trabajaba en los camiones, de albañil, de empleado, de lo que fuera. Así poco a poco se convirtió en un mil usos.

Carlos Rizo “El pastelero”

Varios años después y ya con Antonio Bravo como presidente, el “pastelero” recibió su primera recompensa. “Trabajaba de conserje y poco a poco me di a querer con Bravo. Ya con más confianza le pedí que me dejara poner un puesto y él aceptó de inmediato. Entonces me puse a vender taquitos dorados con hígado y total que comenzó a buscarme la gente y “el pastelero” agarró fama”.

Cabe destacar que los arandenses de inmediato reconocieron el sazón del “pastelero”. A donde él iba, todos corrían tras de él. Primero fue frente a la Asociación de Charros, después frente al cine (ahí ya vendía más variedad de comidas), en el Dorado (indica que fue él quien levantó el negocio y después de tres meses lo sacaron), con el difunto Hoyo en varios negocios e incluso en los Estados Unidos. “Cuando me fui al norte dormíamos casi como animales y duré nada más ocho meses. Yo me dije que ésta no era vida y decidí regresar”.

Ante tanto éxito, el “pastelero” no quedó conforme y se fue a la Ciudad de México donde tardó sólo un día en conseguir trabajo. “Jesús Ramírez, que Dios lo tenga en el cielo, me dio la oportunidad de trabajar. Recuerdo que duré una semana ganando 25 pesos y a los siete meses y medio ya ganaba 100 pesos diarios. Don “chucho” me quiso mucho por mis ganas de darle a la chamba”.

Después de un año de vivir en el Distrito Federal el “pastelero” regresa a la ciudad de Arandas para establecerse de forma definitiva. “Después de varios lugares recorridos y con la amistad que habría sembrado agarré el negocio en el que ahora me encuentro y yo pienso que el éxito radica en que mi comida es casera, por eso a la gente le gusta. Yo lo hago al revés de como se debe de hacer y me ha resultado”.

Hoy después de treinta años de consolidarse como uno de los vendedores de comida más exitosos, el “pastelero” agradece a Dios por haberle dado una vida tan satisfactoria. “Estoy muy agradecido con Dios nuestro Señor. Tengo seis hijos y cuatro hijas, salgo a la una de la tarde de trabajar y después estoy con mi mujer o me voy a jugar dominó con mis amigos, qué más puedo pedir”.

Lamentablemente como en esta vida las cosas no salen como uno quisiera, el “pastelero” platica de la única razón por la cual se arrepiente de sus actos. “Como diría José Alfredo Jiménez; he ganado lo que he querido y lo he acabado porque he querido. Lo único malo es que lo he malgastado, pero de eso no me arrepiento. De la cosa que me remuerde la conciencia es que he hecho sufrir mucho a mi esposa y mis hijos ya que fui muy carambas y ellos no merecen eso porque han sido muy buenos conmigo. A veces yo tomaba y los hacía sufrir de más”.

La entrevista termina y el “pastelero” guarda sus recuerdos una vez más para volver a su cotidianeidad, aquella por la cual ha esperado mucho tiempo y por la que se siente agradecido. Quizás hoy vaya a convivir con sus amigos o tenga una tarde tranquila con su mujer, lo único cierto es que tendrá lista su experiencia, para el día de mañana ofrecer una de las comidas más exquisitas de Arandas.

Publicado en el tomo 1 de Perfiles de mi tierra colorada en septiembre de 2006.

Comentarios

Más en Perfiles

José Guadalupe Guzmán Barba: El mago de la televisión

octubre 15, 2018

Enrique Pedroza Hernández: Institucionalidad al pie de la letra

octubre 2, 2018

Don Jesús Magaña: El valor de la honestidad

septiembre 22, 2018

Juan Zavala: Una vida de trabajo

septiembre 20, 2018

José Refugio Jiménez González: La esencia musical

septiembre 18, 2018

José Luis de la Cerda: Charro de altura

septiembre 15, 2018

Manuel Anguiano Covarrubias: Al servicio de la sociedad

septiembre 13, 2018

Liborio Martínez: El destino del éxito

septiembre 12, 2018

J. Trinidad Álvarez: La vida al servicio de los demás

septiembre 9, 2018

Ramiro González “el bigotón”: La amistad siempre por delante

septiembre 6, 2018

José “canchas” Sánchez Aguayo: El ejemplo más vivo del amor al deporte

septiembre 4, 2018

Maestra Cecilia Plascencia Coss y León: El amor por la educación

septiembre 3, 2018

Profesor Alfonso Fonseca Fonseca: Cronista de Arandas

septiembre 2, 2018

El Saso: La alegría en el comer

agosto 31, 2018
NOTI-ARANDAS, periódico semanal con noticias de Arandas, San Ignacio y Jesús María (Jalisco).

Clic aquí para datos de contacto

En Facebook

En Twitter

© 2018 Grupo Noti-Arandas, S.A. de C.V.