in

“Queremos un CISAME en Arandas”: Heidi Marmolejo

Heidi Marmolejo López es parte de la planilla de Anabel Bañuelos, y compartió con este semanario su visión sobre el proyecto de gobierno de la fórmula en la que participa.

-Cuando se me invitó a trabajar en conjunto con esta planilla hablamos de un proyecto de continuidad en cuestiones de salud mental. Hace dos años aproximadamente la señora Anabel y tu servidora tuvimos un acercamiento para hablar sobre temas de salud mental importantes en Arandas, estábamos en el lugar 17 a nivel estatal en cuestión de suicidios, depresión, ansiedad y dimos un brinco muy alto al número 8, y esto obviamente movió fibras muy sensibles en el gobierno.

ANUNCIO
MÁS CONTENIDO ABAJO

Yo en ese entonces estaba en el Instituto Jalisciense de Salud Mental, y pudimos hacer un contacto para iniciar una gestión. Mi proyecto es que Arandas pueda contar con un Centro Integral de Salud Mental, en el cual se pueden tratar todos los casos desde un foco especializado de depresión, ansiedad, esquizofrenia o los trastornos que engloba la salud mental.

Arandas actualmente cuenta con un módulo que tiene una psiquiatra y una psicóloga, una trabajadora social, pero con toda esta problemática que te comento no es suficiente para darle abasto a todo lo que ya estaba en ese entonces, y después surgió la pandemia y obviamente con la pandemia surgieron trastornos de ansiedad que aumentaron muchísimo en todo el país, en todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud ha sacado sus propias estadísticas de cómo toda la pandemia ha movido la salud mental de los seres humanos, y por eso es más importante ahora que Arandas cuente con un CISAME y pueda conectarse a la red estatal de salud mental con los mejores servicios que incluyen psiquiatría, atención psiquiátrica para niños por trastornos de atención o hiperactividad, también en niños hay ansiedad, depresión.

Además contará con psicólogos que se especializan en la promoción y prevención de la salud mental, es decir, psicólogos que no permanecen ahí en el CISAME, sino que salen a las comunidades, salen a las rancherías, salen a las delegaciones, a las escuelas, a las empresas, para dar capacitación y promoción de la salud mental.

-¿Cómo tener una institución que cumpla con todo?

-Comenzar primero con una campaña muy importante para dejar de estigmatizar la salud mental. Debemos hablar de nuestra salud mental, de los problemas que tenemos y eso nos va a permitir dar el primer paso, acudir a pedir ayuda y tener los espacios para que nosotros podamos ir.

Hay muchos lugares en los que nos han recibido y a mí me ha sorprendido de una manera muy agradable que puedes pensar aquí seguramente no hablan de la depresión y ansiedad, en las delegaciones y rancherías, pero las personas cuando les hablamos de este proyecto de continuidad y sobre seguir esta gestión se acercan y comienzan a hablar sobre sus problemas y sobre lo importante que sería acudir a tratarse.

Me emociona lograr que Arandas pueda tener una mejor salud mental, un lugar donde podamos atender todos estos casos. Las personas ya levantan la mano y dicen tengo depresión, tengo ansiedad, tengo un familiar con esquizofrenia, tengo un familiar con trastorno mental, tengo un familiar con alguna discapacidad, y eso nos mueve y eso me mueve mucho para trabajar desde hacer conciencia.

-¿Qué opina del problema de violencia intrafamiliar en Arandas?

-Para empezar, creo que no se visibiliza como tiene que ser, y tiene muchos conceptos de estudio, pero creo que no podemos generalizar o decir es parte o es culpa de la mujer o culpa del hombre. Debemos ver cada caso, como lo hace la psicología, como lo hace la psiquiatría, como lo hace la medicina.

Cada caso es único y cada caso es multifactorial. Hay factores que determinan mucho por qué se genera la violencia de manera general, de manera sistemática, de manera social, pero cuando estamos hablando de casos específicos -por ejemplo, cuando llega un paciente o una persona violentada sea hombre o sea mujer-, tenemos que ver ese caso como único, sin meterlo a la generalidad, porque cuando lo hacemos así es como si tuviésemos recetas especificas para cada cosa.

Tenemos que analizar por qué, el cómo, el para qué, porque muchas veces dentro de estas situaciones sistemáticas como te digo finalmente las familias son un sistema y como tal funcionan. Tenemos que ver qué esta pasando desde cada caso individual, yo no me atrevería a decir que esto es respuesta de algo que hace la mujer o respuesta de algo que hace el hombre, porque cada caso es único y si no aprendemos a ver cada caso como único vamos a estar dando respuestas generalizadas y no vamos a ser muy efectivos en el trato de estos casos.

La violencia intrafamiliar es un tema que nos mueve, nos conmueve y nos ocupa a todos y nos debe de ocupar, porque ha ido en aumento y se tiene que tratar.

One Comment

Leave a Reply

One Ping

  1. Pingback:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0
ANUNCIO
MÁS PUBLICACIONES ABAJO