Deportes

El balón de oro

Deportes

De nueva cuenta se vuelven a ver las caras Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, pero en esta ocasión fuera del terreno de juego, y con Neymar como invitado. El próximo lunes por la mañana, desde el Palacio del Congreso de Zúrich, Suiza, se llevará a cabo la entrega del Balón de Oro, ceremonia en la que se premia al mejor jugador del año futbolístico, que comprende desde el 24 de noviembre del 2014 al 20 de noviembre del 2015. Es el premio individual más preponderante del mundo del fútbol.

En esta ocasión participan dos asiduos protagonistas, mientras que un brasileño hace su debut en la terna; primero tenemos al argentino y jugador del FC Barcelona, Lionel Messi; después tenemos al portugués y jugador del Real Madrid, Cristiano Ronaldo; por último y no con menos protagonismo, el brasileño Neymar Jr.

Los tres han sido piezas clave en sus equipos, no así en sus respectivas selecciones donde les quedan asignaturas pendientes. En el caso del brasileño y el argentino, en la Copa América, por una parte. La albiceleste perdió la Final ante el anfitrión Chile, y el otro fue expulsado dejando al cuadro carioca en los cuartos de final ante Paraguay en tanda de penaltis. Cristiano en este renglón queda exento.

Como ya es una tradición, desde el 2007 el argentino y el portugués están presentes en la terna, a excepción del 2010, cuando el pódium fue copado por dos españoles (Xavi Hernández y Andrés Iniesta) y un argentino (Lionel Messi), que a la postre obtendría apenas su segundo Balón de Oro. Messi y Cristiano han compartido en siete ocasiones la terna al prestigiado galardón, mientras que para el brasileño será su debut en esta ceremonia. El último participante brasileño que ganó el trofeo fue Kaká, en el 2007, mismo año en el que debutarían entre los candidatos finales los hoy grandes rivales: Messi y Cristiano.

En unos años más, este duelo entre Messi y Cristiano lo recordaremos como una de las grandes rivalidades en la historia del deporte mundial. Aunque no soy fan de la idea de compararlos, es evidente que uno hace más fuerte al otro, que su rivalidad por ser el mejor va más allá de los estándares de cualquier “mortal” del fútbol. Ambos son unos jugadores fuera de serie, astros del fútbol; es magia pura la que sale de sus pies.

Messi es un jugador que nació con ese don, con una bendición que muy pocos jugadores tienen en la historia. Su juego, su exquisitez, su encanto, su chispa, su desparpajo, su habilidad para hacer para ser fácil lo difícil son ingredientes impregnados en su anatomía, en su ADN. El argentino ha sido acreedor de todos los calificativos de halago que existan, su capacidad para asombrarnos en cada juego, con cada pincelada, es algo ya común, un comportamiento innato.

Cristiano Ronaldo es una máquina hecha humano, es el prototipo ideal de lo que significa ser un futbolista profesional. Lo admirable del portugués es su capacidad de disciplina, trabajar su cuerpo al límite para llevarlo a donde quiere, a ser el mejor. Cristiano no nació con ese don en el que el fútbol sale de sus poros por naturaleza, pero gracias al trabajo, a la disciplina y a la ambición por querer ser el mejor, es hoy un referente. Se trata de un jugador con una potencia física envidiable, con el cuerpo y complexión ideal para desarrollar este deporte. El portugués no será un jugador que fabrique, un gran creador, pero sí es un “asesino” que en cuestión de segundos te puede definir y cambiar el ritmo de un partido.

Al debutante Neymar Jr., para muchos, me incluyo, le faltan credenciales para ganarse un Balón de Oro. Por el simple hecho de estar en la terna debe de sentirse orgulloso, porque estar al lado de estos dos monstruos no es fácil ¿Y por qué digo esto? Porque para muchos el lugar de Neymar debería estar ocupado por el uruguayo Luis Suárez, un jugador que ha tenido un año espectacular, pero por motivos que se desconocen, no estará en Zúrich.

No tengo ninguna duda de que el brasileño en unos años más será poseedor de dicho galardón, porque el talento lo tiene, lleva en sus pies la gracia de los brasileños, la chispa, la hechicería en sus pies del “jogo bonito”. Su calidad como futbolista no está en discusión alguna, es un jugador muy completo como pocos hoy en día; sabe crear, asistir, hacer y definir, un deleite para el aficionado.

Como lo comenté en la entrega pasada, Messi, por sus logros a nivel colectivo en el presente año, va un paso adelante en la carrera por ganar el Balón de Oro. Cristiano individuamente destrozó récords, pero los resultados colectivos no lo acompañaron. Neymar, pese a tener los mismo logros colectivos que Messi con el Barcelona, está por detrás de sus compañeros de terna.

Messi va por su quinto, Cristiano por su cuarto, Neymar por el primero. Todo se define el próximo lunes. Sin importar el ganador, olvídense de las odiosas comparaciones y disfruten a estos tres astros que nos cautivan semana a semana, partido a partido, con sus actuaciones. Gracias a los tres.

Me voy, pero regreso el próximo fin semana. Reciban un cordial y afectuoso saludo.

Felipe de Jesús Ascencio

Felipe de Jesús Ascencio

Escribe columnas de fútbol en revistas y blogs dedicados al deporte más popular del mundo.
Felipe de Jesús Ascencio

Latest posts by Felipe de Jesús Ascencio (see all)

    Comentarios

    Más en Deportes

    El Nopal, campeón de segunda fuerza

    Diciembre 28, 2016

    18 días para una final navideña

    Diciembre 11, 2016

    Charros de Jalisco en Arandas

    Septiembre 25, 2016

    América y La Volpe, combinación explosiva

    Septiembre 25, 2016

    Habrá visoría de Chivas en Arandas

    Septiembre 25, 2016

    El trasfondo del “adiós” del tri al Estadio Azteca

    Septiembre 17, 2016
    NOTI-ARANDAS, periódico semanal con noticias de Arandas, San Ignacio y Jesús María (Jalisco).

    Clic aquí para datos de contacto

    En Facebook

    En Twitter

    © 2017 Grupo Noti-Arandas, S.A. de C.V.

    Tequila Tapatio

     

    Tequila Tapatio

    Comentarios